lunes, 19 de agosto de 2013

LOS ORÍGENES DEL MUNDO SEGÚN LA MITOLOGÍA GRECOLATINA

LOS ORIGENES

EL CAOS


Al principio del mundo, según algunos antiguos autores, toda la naturaleza no era sino una masa informe conocida como Caos. Los elementos actuan en confusión: el Sol no emitía luz, la tierra no estaba suspendida en el espacio, el mar no tenía riberas. El frío y el calor, la sequía y la humedad, los cuerpos pesados y los cuerpos ligeros se confundían y chocaban, hasta que un dios luchó por separar el cielo de la tierra, la tierra del agua y el aire más puro en el más denso. Una voluntad omnipotente plasmó el globo, formó la fuentes, los estanques, los lagos y los ríos; los campos dilató, los árboles cubrió de hijas, montañas levantó y abrió para crear valles. Los astros brillaron en el firmamento, los peces surcaron las aguas, los cuadrúpedos habitaron la tierra, los pájaros, volando, iniciaron sus armoniosos trinos. Así creo el universo y los dioses velaron por su conservación.

CLASES DE DIOSES

  • Los grandes dioses o dioses superiores. 22 en total, solamente doce formaban la corte celestial en la que deliberaban. Entre las diosas se encontraban Vesta o Cibeles, Juno, Ceres, Minerva, Venus y Diana; entre los dioses, Júpiter, Neptuno, Vulcano, Marte, Apolo y Mercurio. Los otros diez, llamados selectos o dioses escogidos compartían con las doce divinidades mayores el privilegio de ser esculpidos en oro, plata y marfil. Éstos eran el Cielo o Urano, Saturno, Plutón, Baco, Jano, las Musas, el Destino y Temis.
  • Los dioses inferiores o de segundo orden se dividían en dioses campestres, dioses del mar, dioses domésticos y dioses alegóricos.
  • Héroes o semidioses eran hombres nacidos de la unión de un dios y una mujer mortal o de un mortal y una diosa (como Hércules, Pólux o Eneas), denominación que se extendió más tarde a los hombres que por acciones relevantes merecieron ser admitidos en el cielo, después de su muerte.

TITANES: LA CAÍDA DE LOS TITANES.

De la unión entre Gea, la tierra, y Urano, el cielo, nacieros diferentes criaturas: los Cíclopes, los Hecatónquiros o Centimanos y los Titanes. Éstos últimos eran poderosos dioses que gobernaban el mundo durante la llamada "Edad de Oro". En total los Titanes son doce; por un lado, seis Titanes:
  • Océano, el río que cricundaba el mundo.
  • Ceo, la inteligencia.
  • Hiparión, el fuego astral.
  • Crío, dios de los rebaños y manadas.
  • Jápeto, padre de Prometeo, ancestro de la raza humana.
  • Crono - Saturno, el más joven, rey de los dioses.
Por otro lado, seis Titánidos:
  • Tetis, diosa del mar.
  • Rea, reina de los dioses (con Crono).
  • Temis, el orden divino, las leyes y las costumbres, y madre de las Horas y las Moiras con Zeus.
  • Mnemósine, personificación de la memoria y madre de las Musas con Zeus.
  • Febe, la de la corona de oro.
  • Tía o Tea, diosa de la vista.
Por temor a perder el poder, Urano encerró a los Cíclopes y a los Hecatónquiros en el Tártaro. Entonces Gea intentó convencer a los Titanes para que se rebelasen contra su padre, pero sólo el último de sus hijos, Saturno, tuvo el valor de atarcarle, emasculándolo con una hoz que le habia facilitado su madre. Así tomó su lugar en el mundo, pero al igual que su padre, Saturno fue destronado por su propio hijo. La lucha entre Zeus y sus hermanos por desposeer a Saturno se conoce como la Titanomaquia, pues algunos Titanes se pusieron al lado de Saturno mientras que otros lo hicieron por el futuro rey. El escenario, donde todos los acontecimientos bélicos fueron acontecidos durante 10 años, fue Tesalia.

LA GIGANTOMAQUIA

La sangre de Urano, herido por Saturno, cayó sobre la tierra y la fecundó para crear así a los Gigantes. Eran seres enormes de aspecto terrorífico y armados con una fuerza invencible. A pesar de tener origen divino eran mortales, únicamente podian morir si se les mataba al mismo tiempo un mortal y un dios. Desde su nacimiento, Zeus estaba continuamente amenazado por ellos y declararon la guerra al Cielo disparando árboles encendidos y lanzando enormes rocas. En la gran guerra que siguió, participaron todos los dioses, apoyados por Heracles o Hércules, el mortal determinante para eliminar el peligro. La Gigantomaquia concluyó con la victoria de los dioses del Olimpo y con la consolidacion de Júpiter en el poder.

No hay comentarios:

Publicar un comentario