martes, 10 de septiembre de 2013

CERES O DEMETER


Ceres (en la mitología romana) o Demeter (en la griega) era una antigua divinidad ligada a la vegetación y a la tierra. Era hija de Saturno y Rea, hermana de Júpiter. Respecto a Gea, que representa la tierra desde un punto de vista cosmológico, Ceres es la divinidad de la tierra cultivada, del trigo en particular.

En general, se le atribuye la soberanía absoluto sobre todo lo relacionado con la agricultura, que ella misma enseñó a los hombres. Por ende, entre sus atributos se encuentran las espigas de trigo y su carro tirado por serpientes o dragones.

Entre los mitos referentes a ella, se cita en particular el rapto de su hija Proserpina por parte de Hades o Plutón, dios del inframundo, y su desesperada búsqueda. Cuando se enteró gracias al dios del sol que todo lo ve, y sobre todo el previo acuerdo de Júpiter, la diosa, encolerizada, descuidó totalmente sus deberes mientras vagaba en solitario con su dolor. Así la tierra se volvió árida y la amenaza de una carestía universal siempre estaba presente. Por tanto, el rey de los dioses se vio obligado a intervenir garantizando que Proserpina viviese dos terceras partes del año con su madre.


CERES EN BUSCA DE PROSERPINA
Giorgio Basari y Cristoforo Gherardi
1563
Florencia, Palazzo Vecchio


CERES Y ESTELIÓN

Cuando Ceres estaba sumergida en la desesperada búsqueda de su hija Proserpina, raptada por el dios de los muertos, Ceres encontró una cabaña en la que poder beber y descansar durante una noche. La acogió una anciana que enseguida la hizo reponerse con comida y bebida dulce. Mientras la diosa ingería, un muchacho descarado llamado Estelión,colocándose sin pudor frente a ella estalló en una sonora carcajada la ridiculizó por su glotonería. La diosa, ofendida por el maleducado joven, le tiró toda la bebida encima. El rostro del joven se contrajo en muecas y, poco a poco, fue adoptando la imagen de un reptil más pequeño incuso que una simple lagartija.


CERES Y ESTELIÓN
Adam Elsheimer
1608
Madrid, Museo del Prado


CERES Y TRIPTÓLEMO

Mientras seguía su incansable búsqueda, Ceres se detuvo en Eleusis recibiendo la hospitalidad del rey Celeo. Como reconocimiento ante el soberano, Ceres le regaló al hijo del rey, Trptólemo, un carro tirado de dragones alados y una provisión de simientes. Así le ordenó recorrer el mundo sembrando trigo y enseñando el arte de trabajar la tierra.Pero el joven no siempre fue acogido de las mejores maneras posibles. Se dice que, después de Europa y Asia, llegó a Escita; el rey Lincos le acogió en palacio y, tras haber escuchado su historia, envidioso, intentó matarlo mientras dormía para poder sustituirle en su cometido. Ya estaba a punto de atravesarlo con una espada cuando Ceres lo transformó en lince, conminando luego al joven a proseguir su recorrido.


SINE CERERE ET BACCHO FRIGET VENUS

Sine Cerere et Baccho friget Venus es un dicho extraido de una comedia latina hecha por Terencio. Con "Sin Ceres y Baco, Venus se enfría" el amor sufre si faltan los buenos alimentos y el vino. Éste fue un tema iconográfico muy difundido durante el siglo XVII, sobre todo en la zona de Flandes.



No hay comentarios:

Publicar un comentario