martes, 10 de septiembre de 2013

CIBELES


Cibeles fue una divinidad que ejemplificaba la "orientalización" de la cultura antigua griega. En la antigua Grecia se tomaron corrientes culturales de Oriente creando una cultura propia. Cibeles, cuyo culto desde Asia Menor pasó a Grecia y después a Roma con la "helenización", era una diosa de origen frigio y se la sitúa entre las antiguas divinidades femeninas llamadas "Gran Madre". Su autoridad se extiende a toda la naturaleza, de la que representa el poder de la vegetación, la fuerza vital.

Su imagen se caracteriza gracias a atributos como los leones o corona almenada en la cabeza.

Se desplazaba en un carro tirado por feroces leones con una procesión de sacerdotes, los llamados Coribantes. En lo que a su hogar respecta, vivía en las montañas o en la profundidad de los bosques. Al no conocerse leyendas que la impliquen directamente, Cibeles acaba por adoptar las características de Rea, madre de Júpiter y de todos los demás hijos de Saturno y de la propia Ceres. 

Es famoso el mito en el que habla de su amante frigio Atis, que le dio prioridad a una mortal antes que a ella. El día del banquete nupcial, la diosa se vengó infundiendo en los miedos y temores. Atis huyó a las montañas y se suicido; la diosa, desesperada, en honor de su amado instituyó una ceremonia fúnebre en el equinocio de primavera. Así derivó un culto de carácter orgiástico que perduró hasta el siglo IV.


PLAZA CIBELES
Madrid


No hay comentarios:

Publicar un comentario