viernes, 27 de septiembre de 2013

LAS GORGONAS Y MEDUSA


Las Gorgonas al ser hijas de Forcis y Ceto eran divinidades marinas. En total eran tres, Esteno, Euriale y la más famosa de todas, Medusa. Mientras las dos primeras eran inmortales, Medusa era mortal. 

Partiendo de las leyendas, fueron descritas como seres horribles y monstruosos, seres que aterrorizaban a cualquier ser vivo. Eran monstruos con cabellos de serpientes vivas, grandes colmillos como los de un jabalí, alas de oro y manos de bronce. Gracias a sus ojos de fuego y a su mirada penetrante y mortal, tenían la increíble facultad de transformar a cualquiera que se atreviese a mirarlas fijamente en piedra. 

Medusa era la Gorgona por excelencia, a quién mató Perseo. Consiguió cortarle la cabeza, dándosela posteriormente a la diosa Minerva, quien la colocó en su propia égida para así poder atemorizar a cualquiera. 

De su cabeza cortada habrían nacido el cabello alado Pegaso y el gigante Crisaor. 

La leyenda de Medusa sufrió una evolución desde los orígenes hasta la época helenística y, si en un principio se la consideraba un monstruo de la generación anterior a los dioses olímpicos, más tarde se dice que sufrió una metamorfosis: se pensaba que al principio era una joven mortal que, por haber osado compararse en belleza a la Minerva, fue castigada por la diosa, que transformó sus cabellos en serpientes.


GORGONA PROTECTORA EN EL ESCUDO DE AQUILES
EN SU ENTERRAMIENTO POR TETIS
Hidria corinitia de figuras negras
560 - 550 a.C.
París, Louvre


ALEJANDRO COMBATE CONTRA EL REY PERSA
DARÍO III EN LA BATALLA DE ISSOS
Detalle del mosaico de la Casa del Fauno de Pompeya 
(la cabeza de gorgona en la armadura)
Nápoles, Museo Aqueológico Nacional de Nápoles



MEDUSA
Caravaggio
1596
Florencia, Uffizi

No hay comentarios:

Publicar un comentario