lunes, 9 de septiembre de 2013

LAS PARCAS O MOIRAS


Las Parcas (en Roma) o las Moiras (en Grecia) eran las divinidades que controlaban y visualizaban el destino tanto de los hombres como de los dioses. Hijas de la Noche, o de Júpiter y Temis, su nombre en griego, Moiras, significa literalmente "parte". Desde su nacimiento, a cada ser humano se le atribuye su moira o su parte de vida, de felicidad o de desgracia, de destino. Las Parcas en total son tres: Cloto, "la tejedora", la cual se ocupa de hilar el curso de la vida; Láquesis, "la distribuidora", símbolo de lo que de casual sucede en la existencia; y Ántropos, "la inflexible", cota el hijo representando la llegada de la muerte.

Por lo demás, los antiguos crean que la existencia humana estaba totalmente condicionada y dirigida por el destino y que las vicisitudes de cada uno ya estaban establecidas de antemano. Aun así, se pensaba que el destino era una fuerza superior incluso a la del padre de los dioses. Son las propias Parcas, por ejemplo, las que intervienen en las acciones impidiendo a los dioses ayudar a un héroe en peligro si es que esta destinado a morir.

Teniendo el cuenta la metáfora en la que se igualan la vida y el hilo de las controladoras del destino, entre sus atributos más significativos se encuentran la rueca, el hilo y las tijeras.


LAS PARCAS
Relieve romano
Berlín, Schloss Tegel

No hay comentarios:

Publicar un comentario