sábado, 28 de septiembre de 2013

TIFÓN Y EQUIDNA


TIFÓN

Tifón (también nombrado como Tifeo, Tifoeo o Tifaón), hijo de Gea era una divinidad primitiva relacionada con los huracanes. 

Tifón intentó destruir a Júpiter por haber derrotado a los Titanes. Tifón dominó al rey de los dioses y arrancó sus tendones, pero éstos fueron recuperados por Mercurio y devueltos al cuerpo de su dueño. Después de eso, Júpiter procedió a luchar contra Tifón hasta derrotarle. Vencido, fue confinado bajo el monte Etna, en Sicilia.

Según la tradición, Tifón era un colosal monstruo alado de gran estatura que le permitía alcanzar las estrellas. Poseía cabezas de dragón por dedos y un gran número de serpientes se hallaba repartido entre sus muslos, con incluso más serpientes formando sus piernas a partir de éstos. Tifón podía abrasas todo lo que se le opusiese con su ígnea mirada, así como vomitar fuego y lava y crear huracanes y terremotos con el movimiento de sus alas.

Entre los hijos que Tifón tuvo con Equidna están Cerbero, Ortro, la Quimera, la Esfinge, la Hidra de Lerna, el dragón Ladón, el León de Nemea, el Águila de Prometeo, el Dragón de la Cólquida y la Cerda de Cromio. También es el padre de los peligrosos vientos cálidos, por lo que es considerado como una posible etimología para la palabra "tifón".

En ocasiones se menciona a un segundo Tifón, hijo del primero, idéntico a él y considerado como uno de los Gigantes.


TIFÓN EN UN MURAL ETRUSCO


EQUIDNA

Equidna era una monstruosa ninfa descendiente de Forcis y Ceto (o, según algún mito de Tántalo y Gea). Era un ser a veces conocido como Drakaina Delphyne ("vientre de dragona"), descrita por Hesíodo en su Teogonía como un monstruo femenino, madre con Tifón de todos los monstruos importantes de la mitología griega. 

Tenía el torso se una bella mujer de temibles ojos oscuros pero cuerpo de serpiente. Cuando ella y Tifón atacaron el Olimpo, no lograron victoria por la oposición de Júpiter, pero se les permitió seguir viviendo, así como a sus hijos, como desafío para los héroes. Se situó desde entonces en una cueva del país de los Arimoi, un lugar desértico en Asia Central (según Hesíodo problablemente en Siria). 

En una ocasión, Equidna asaltó a Hércules durante uno de sus viajes para robarles los bueyes a Gerión, y cuando éste fue a reclamarlos Equidna le dijo que no se lo entregaría a menos que el héroe mantuviese relaciones con ella. Hércules accedió, naciendo de la unión Agatirso, Gelono y Escites.

Más tarde el célebre gigante Argos la mató mientras dormía en una cueva de la isla de Sicilia.


EQUIDNA

No hay comentarios:

Publicar un comentario