domingo, 8 de septiembre de 2013

TRITONES, NEREIDAS Y NÁYADES


TRITÓN Y LOS TRITONES

Tritón era el hijo único de Neptuno y Anfitrita. Se le describe como un ser mitad hombre y mitad pez y dotado de bocina, una especie de concha marina. Cuando la sopla, el oleaje del mar se agita y el cielo se oscurece generando tempestad. Sin embargo, otras veces, con un sonido más dulce, aquieta las aguas. 

El nombre de Tritón fue utilizado enseguida por escritores, que designa a numerosos seres semejantes al hijo de Neptuno que desarrollan, en el reino marino, un papel similar al de los Sátiros o Centauros en la tierra. Los tritones eran seres que viven entra las olas y pasan el día divirtiéndose con monstruos marinos y nereidas. 

NEREO Y LAS NEREIDAS

Nereo, padre de las nereidas, era distinguido por su dulzura, bondad, justicia y, sobre todo, por la clarividencia que tenían del futuro. Cuando Heracles (o Hércules en Roma) fue enviado al jardín de las Hespérides para robar las manzanas de oro, Nereo le instruyó acerca de la comarca y el sitio en que se encontraba la maravillosa fruta. Cuando Helena fue conducida a Troya, Nereo se le apareció en la travesía deteniéndola y le anunció las fatales consecuencias de sus actos: el incendio de Troya, la ruina de la familia real etc.


NEREO

Las nereidas son divinidades marinas benénolas, hijas de Doris y Nereo, antiquísima divinidad del mar anterior al propio rey de los mares, así como nietas de Océano.

Las nereidas se consideran una posible personificación de las olas del mar y en total eran cincuenta. Se creía que vivían en el palacio de Nereo, su padre, el cual se encontraba en el fondo del mar. Entre ellas, son famosas Galatea, amada de Polifemo y amante de Acis;  Tetis, madre de Aquiles y mujer de Peleo; Anfitrita, esposa del dios del mar; Casiopea, madre de Andrómeda; Calipso, reina de Ogigia; Glauca; Clicia; Aretusa; Cimotoe; Pánope; Espio; Cimoe; Climene.

En la orilla del mar se encontraban bosques sagrados y altares dedicadas a las nereidas, y para conseguir una travesía feliz se les ofrecía leche, aceite y miel. Los poetas representaban a las Nereidas como doncellas que cabalgaban sobre caballos marinos sosteniendo en sus manos tridentes, pequeñas coronas o delfines. Era común también sumarles colas de pescado.


LAS NEREIDAS
Gaston Bussière
1902


ANFITRITA
Francois Théodore Devaulx
1866
París, Fachada norte de la Cour Carrée, Louvre.


EL RAPTO DE EUROPA
Noël Nicolas Coypel
1727
Filadelfia, Philadelphia Museum of Art

LAS NÁYADES

Las náyades eran ninfas que habitaban los ríos, riachuelos y las fuentes. Vivían en cuevas y orillas de los arroyos que se encontraban cerca del mar, sin desdeñar las frescas fuentes de los bosques. 

Se las representa como mujeres jóvenes y hermosas, apoyadas sobre una urna de la que mana agua o llevando en la mano una concha y algunas perlas. Sus cabellos van ceñidos por una corona de cañas. E sus sacrificios eran protagonistas cabras y corderos y se hacían libaciones de vino, aceite y miel. Sin embargo, lo más frecuente era depositar sobre los altares dedicados leche, frutas y flores.


NÁYADE ACERCÁNDOSE A HILAS
John William Waterhouse
1893


PROTEO

Proteo era uno de los dioses del mar que nació en Palena de Macedonia. Su principal finalidad era alimentar a las focas y los becerros marinos, componentes del rebaño de Neptuno. Para recompensar su celo, el rey del mar le concedió conocer el pasado, presente y provenir: el tiempo no tenía secretos.

Al mediodía Proteo abandonaba el mar hacia una gruta cerca de la ribera próxima y allí dormía. Era el momento oportuno para sorprenderle, emplear la violencia y agarrotarle para conseguir algún misterio. EL se esforzaba, apelando a innumerables metamorfosis, por escapar de los que le habían encadenado: tomba formas como las de jabalí, tigre, dragón, agua, árbol o roca.

Pero cuantas más formas afectaba para engañar o aterrorizar, tanto más necesario era sujetarle fuertemente; vencido, al fin, cedía y revelaba el futuro. Menelao al volver de Troya, y Aristeo después de perder sus abejas, obtivueron por su mediación las respuestas convenientes.

Esta fábula alegórica enseña que aquellos que quieren desentrañar los secretos de la naturaleza, profundizar los problemas de las artes o ciencias, llegar al conocimiento de la verdad, han de consagrarse a ello con decidido entusiasmo y sin dejarse abatir por los obstáculos: la lucha les será, al fin, favorable y provechosa.

En el lenguaje familiar la palabra proteo se usa en sentido contrario y con ella definimos un hombre voluble, inconstante y ambiguo.


PROTEO
Andrea Alciato
1531


ORCO O FORCIS

Orco o Forcis era un dios del mar hijo de Neptuno. Era un tritón que era más conocido por su descendencia que por él mismo. Engendró algunos de los monstruos más fabulosos y principalmente a las famosas Goronas (Estenio, Euriale y Medusa), que en vez de cabellos tenían serpientes, las manos de hierro, las alas de oro, el cuerpo cubierto de escamas, y disponían, para las tres, de un solo ojo, un cuerno y un diente que usaban alternativamente. Convertidas en objetos de espanto y horror, nadie podía mirarlas sin peligro de perder la vida o quedar convertido en piedra. Perseo, armado con égida, luchó contra ellas y cortó la cabeza a Medusa, naciendo de su sangre Crisaor y el caballo Pegaso.

No hay comentarios:

Publicar un comentario