viernes, 6 de septiembre de 2013

VICTORIA O NIKÉ


Victoria o Niké era la personificación del poder victorioso e irresistible, en particular el de Júpiter. Era hija del titán Palas y de Estix, y, por tanto, pertenece a la primera generación divina, siendo anterior a la generación de los dioses olímpicos. Sin embargo, gracias en parte a ella se asentaron los dioses olímpicos en el monte Olimpo, convirtiéndose en dueños de la tierra. Su papel fue importante al combatir al lado de Júpiter durante la Titanomaquia, pero también aparece en compañía de Atenea (Minerva en Roma). 

Su imagen era venerada en un principio junto a los dos dioses mayores pero acabó por convertirse en un simple símbolo de todas las victorias o acontecimientos favorables, tanto divino como humano. Como consecuencia, su culto estaba ligado no solo en caso de guerra, sino también en los juegos gimnásticos y musicales, muy frecuentes en la antigüedad clásica.


VICTORIA DE SAMOTRACIA
190 a.C.
París, Louvre


NIKÉ ALADA

No hay comentarios:

Publicar un comentario