lunes, 2 de septiembre de 2013

VIENTOS


Los Vientos eran objecto de culto en la antigüedad clásica, sobre todo quien debía emprender viajes por mar, quienes solían ofrecerles sacrificios para que fueran propicios. Era hijos de Aurora y del titán Astreo, que en total eran cuatro.

Bóreas  era el mas temido, pues era el frío viento del norte que hacia que la tierra temblase y el mar se agitase. Céfiro era el viento más querido, el viento del poniente, suave y benéfico, que anunciaba la primavera y garantizaba la madurez de los campos. Euro era el viento de sudeste, que soplaba en el solsticio de invierno. Noto era igual de peligroso que su hermano Bóreas, el cálido viento del sur, lleno de humedad, que provocaba lluvias y tormentas.

Según la leyenda los Vientos habitaban en Tracia, en la isla de Eolia, donde vivían encerrados en una gruta custodiados por Eolo, el dios de los vientos, quien, según la necesidad, les abría paso dejando que se difundieran por toda la tierra.


CÉFIRO Y GLORA
William-Adolphe Bouguereau
1875



BÓREAS Y ORITIA

1 comentario:

  1. Boreas, Tifeo, Eolo...y ...me falta uno para los cuatro puntos cardinales...

    ResponderEliminar