miércoles, 30 de octubre de 2013

ASCLEPIO O ESCULAPIO


Esculapio o Asclepio, hijo de Apolo y Coronis, fue instruído por el centauro Quirón, maestro de dioses. Aprendió la ciencia de la medicina, y el discípulo estudió con tanto provecho las hierbas, las plantas y las composicones de los medicamentos, que en pocos años sobrepujó a su ilustre profesor. Fue el dios de la Medicina y la curación, venerado en Grecia en diferentes santuarios (Epidauro, Tricca, Lebén o Cos).

Después de su muerte le rindieron honores divinos y su culto quedó establecido en Epidauro en el Peloponeso, su patria, donde se desarrolló una verdadera escuela de medicina. De allí se propagó a otras ciudades de Grecia hasta llegar al Asia y finalmente a Roma.  

Algunas veces es representado bajo la forma de una serpiente, y más frecuentemente en la figura de un hombre pensativo cubierto con un manto, ostentando en su mano un palo en torno al cual se enrosca una serpiente. El gallo, que a veces aparece a sus pies, es el símbolo de la vigilancia.

Sus dos hijos, Podaliro y Troya, como médicos del ejército griego, daban pruebas de su bravura al par que de su ciencia.

Los Argonautas le llevaron como médico en su expedición, terriblemente arriesgada, hacia la Cólquide, prestándoles excelentes servicios durante la travesía.


ASCELPIO


UN NIÑO ENFERMO TRAÍDO
AL TEMPLO DE ESCULAPIO
John William Waterhouse
1877


LA MUERTE DE ESULAPIO 

Pero no contento con curar las enfermedades más rebeldes y desesperadas, se dedicó a devolver la vida a los muertos y lo consiguió: Glauco, hijo de Minos II y de Pasidae; Capaneo; Tindaro; Hipólito y muchos otros, gracias a su talento, resurgieron del sepulcro hacia la vida. A fuerza de tantas resurrecciones los infiernos se despoblaban; entonces, Plutón, se quejó a su hermano Júpiter. Éste último tiró un rayo hacia la tierra matando al instante al médico hábil en demasía.

No hay comentarios:

Publicar un comentario