viernes, 11 de octubre de 2013

LA EDAD DE ORO


Según los antiguos, tras la creación del mundo, en la historia de la humanidad se reconocen cuatro edades distintas: la de Oro, la de Plata, la de Bronce y la de Hierro.

La Edad de Oro se refería a los comienzos de la Humanidad, percibida como un estado ideal o utópico, cuando la humanidad era totalmente pura e inmortal.

Durante la Edad de Oro, la más antigua de todas, los mortales vivía en un estado de primitiva inocencia, felices, libres de cualquier trabajo, de desventuras y enfermedades. No existían leyes que controlasen la vida porque no se conocñian ni la violencia ni la guerra. 

En esta especia de estado de gracia, de eterna primavera, los mortales vivían en paz y serenidad disfrutando de los frutos que la fértil tierra daba. No envejecían, conservaban siempre sus fuerzas y, cuando llegaba su hora de morir, les acogía como el sueño. Entonces, se convertían en espíritus, en buenos demonios, guardianes de los mortales y recorrían la tierra dispensado riqueza.

En las obras literarias conservadas, la edad de oro acababa con un acontecimiento devastador, que traía consigo la caída del hombre.


LA EDAD DE ORO
Lucas Cranach el Viejo
1530

No hay comentarios:

Publicar un comentario