martes, 1 de octubre de 2013

LA HIDRA DE LERNA


La legendaria Hidra de Lerna era hija, como Cancerbero, de Tifón y Equidna. Era una monumental especie de serpiente de varias cabezas, que variaban, según la tradición, de cinco a cien. Sin embargo, la versión más común defendía que el monstruo tenía sólo siete cabezas, a veces con rasgos humanos pero que si eran cortadas, tenían la facultad de volver a surgir al momento.

El monstruo fue criado personalmente por Juno, reina de los dioses, enemiga jurada de Hércules, bajo un plátano cerca de la fuente Amimoneen Lerna. Así hubo un futuro combate contra el famoso héroe griego, pero este consiguió derrotarlo en el curso de sus trabajos.

Su guarida era el lago de Lerna, situado en el golfo de Argólida. Bajo sus aguas había una entrada al inframundo que la Hidra custodiaba.

El terrible monstruo de siete cabezas puede adoptar, en la iconografía medieval, el aspecto de un dragón con alas y, a su vez, evocar la imagen de Satanás. Con el tiempo se convirtió en una figura alegórica del vicio.


HÉRCULES Y LA HIDRA DE LERNA
Gustave Moreau
1876



HÉRCULES Y LA HIDRA
Antonio Pollaiuolo
1475
Florencia, Uffizi

No hay comentarios:

Publicar un comentario