domingo, 6 de octubre de 2013

LA PAZ


Hija de Júpiter y Temis, La Paz (Pax en Roma) o Irene (también conocida como Eirene en Grecia) era la diosa que representaba la paz y la riqueza. Además, se pensaba que la Paz era una de las célebres Horas.

Fue probablemente una de las deidades a la que más culto se le rindió tanto por parte de todos los pueblos griegos como por los romanos. Toda la antigüedad pagana levantó estatuas, monumentos y altares a esta divinidad bienhechora. Los romanos le consagraron en la vía Sacra el templo más hermoso que la gran ciudad latina pudo construir jamás. Este edificio, empezado por Agripina, la hermana del emperador Calígula, y terminada por el emperador Vespasiano, fue enriquecido con valiosos objetos del emperador y su hijo, traídos directamente del templo de Jerusalem.

La Paz suele ser representada bajo la figura de una mujer coronada con flores, con una ramita de olivo en una mano y el cuerno de la abundancia en la otra.

Las palomas de Venus que anidaban en el casco de Marte, ofrecían una imagen ingeniosa y delicada de que se hizo uso con frecuencia para poder simbolizar la paz.


IRENE CON PLUTO
Cefisodoto
370 a.C.
Munich, Glytothek

No hay comentarios:

Publicar un comentario