miércoles, 2 de octubre de 2013

LA QUIMERA


La Quimera era una criatura mitológica nacida de la unión de Tifón y Equidna. Era un ser monstruoso con el cuerpo dividido en tres partes diferentes: la anterior era de un feroz león, la central de una cabra y la posterior de serpiente. La tradición le atribuye la dotación de tres cabezas, la de león, la de un macho cabrío que salía de la parte superior del lomo y la de la serpiente o dragón, que nacía en la cola. Además, se pensaba que por las fauces echaba llamas de fuego ardiente y se admiraba su velocidad.

Sin embargo, las descripciones eran diferentes según las fuentes. Se defendió que tenía el cuerpo de una cabra, cuatro traseros de una serpiente o un dragón y la cabeza de un león. 

Atemorizaba a las poblaciones de las regiones de Asia Menor, engullendo rebaños, animales y arrasando todo campo posible. 

Narra Homero que la Quimera había sido criada por Amisodares, rey de Caria. El rey de Licia encargó a, Belerofonte, héroe originario de Corinto, que la matase para poder evitar así que los campos quedasen devastados. Gracias a la ayuda de su caballo alado, Pegaso, el héroe venció derrotando al horrible monstruo.

Hay diferentes versiones sobre su muerte: algunas fuentes cuentan que Belerofonte la atravesó con su lanza, mientras que otras sostienen que la mató cubriendo la punta de la lanza con plomo que se fundió al ser expuesto a la ardiente respiración del monstruo.


LA QUIMERA
350 - 340 a.C.
París, Louvre




QUIMERA
Mediados del s. V. a.C.
Florencia, Museo Archeologico Nazionale


No hay comentarios:

Publicar un comentario