sábado, 2 de noviembre de 2013

PIRITOO


En la mitología griega, Piritoo, hijo de Ixión y de la Nube, era rey de los lapitas, un pueblo de Tesalia.

PIRITOO Y LOS CENTAUROS

Después de haber conocido al intimidante Teseo, se casó con la bella Hipodamia, a la que algunos autores nombran también como Deidamia. A las bodas fueron invitados los centauros, hermanos de Piritoo, criaturas mitad hombres y mitad caballos que vivían en la Tesalia. 

Los preparativos de los esponsales estaban dispuestos en una fresca y deliciosa cañada. Se contaban entre los convidados los más distinguidos personajes de los lapitas. Pero los centauros acudieron presuntuosos; en todos los rostros brillaba el contento y cuando Hipodamia apareció juntamente con las damas que formaban su séquito, los altozanos y las selvas próximas resonaron con cantos de himeneo.

Durante el festín, todos los ojos se sintieron cautivados por la belleza de Hipodamia y muchos llegaron incluso a desear su desgracia. Eurito, que era el más brutal entre todos los centauros, se lanzó sobre la princesa para poder raptarla cogiéndola de los cabellos. Los demás centauros, siguiendo el ejemplo de su hermano, se echaron sobre las damas acompañantes de la novia. Los esfuerzos que éstas hacían para defenderse, los gritos y gemidos, evocaban el recuerdo de una ciudad asaltada. 

Su gran amigo Teseo acudió en la ayuda de Piritoo; los lapitas hicieron causa común con él, entablándose un furioso y agresivo combate y a los pocos instantes el suelo apareció cubierto de cadáveres. Al gran valor de Teseo y Piritoo perecieron casi todos los centauros; los restantes se refugiaron en los montes de la Arcadia, viviendo completamente olvidados.


COMBATE DE LOS CENTAUROS
Y LOS LAPITAS
Sebastiano Ricci
1717



TESEO VENCE AL CENTAURO
Antonio Canova
1804 - 1819
Kunsthistorisches Museum



PIRITOO Y TESEO

Sorprendido ante la narración de hazañas de Teseo, rey de Atenas, quiso probar su fuerza y medirla con las propias. Entró en el Ática al frente de un ejército y consiguió saquear infinidad de campos. Teseo marchó a su encuentro para hacerle frente en la batalla, pero apenas se avistaron los dos héroes sintiéndose dominados por una mutua admiración: Piritoo alargó la mano a Teseo en señal de amistad y le prometió reparar los daños causados a su región. Fueron amigos inseparables, y participaron juntos en hazañas bélicas de su época, como por ejemplo en la cacería del jabalí de Calidón o en la expedición de los Argonautas.

Decidieron casarse cada uno con una hija de Júpiter. Por un lado, Teseo eligió a Helena, que aún era una niña, y por otro, Piritoo con Proserpina. Primero raptaron a la niña dejándola bajo la custodia de Etra. Luego bajaron al Hades en busca de la mujer de Plutón. Los Dioscuros, hermanos de Helena, fueron a liberarla mientras los dos estaban en el Hades: se llevaron a Etra, madre de Teseo, como esclava, hicieron huir a Demofonte y Acamante, hijos de Teseo, y pusieron en el trono de Atenas a Menesteo.

Cuando los dos héroes descendieron al Hades, se quedaron prisioneros. Pero cuando Hércules, en su duodécimo trabajo fue a buscar al Cancerbero, estando ya en las puertas del inframundo, los encontró encadenados. Al ver a Hércules tendieron sus manos hacia él, como si fuesen a ser resucitados gracias a la fuerza de éste. Agarró a Teseo de la mano y consiguió levantarlo. Pero tuvo que abandonar al Piritoo ya que, al intentar levantarlo la tierra tembló, quedándose así para siempre en el Hades.

No hay comentarios:

Publicar un comentario