viernes, 31 de enero de 2014

POLIFEMO - ODISEO EN LA GRUTA DE POLIFEMO


Polifemo era el más famoso de los cíclopes de la mitología griega, hijo del dios de los mares, Poseidón, y la ninfa Toosa. Se le suele representar como un gigante barbudo con un sólo ojo en la frente y orejas puntiagudas de un sátiro.


POLIFEMO EN LA ODISEA: ODISEO EN LA GRUTA
DE POLIFEMO

En el Canto IX de la Odisea de Homero, una partida de reconocimiento encabezada por Odiseo, un héroe de la Guerra de Troya, llegó hasta la isla de los Cíclopes.

Él y algunos de sus tripulantes entraron en una cueva llena de provisiones: en ella empezaron a darse un banquete con la comida que había. Pero cuando el gigante Polifemo regresó a casa con sus rebaños la entrada quedó bloqueada mediante una gran piedra. El cíclope, burlándose de la costumbre de hospitalidad que el rey de Ítaca reclamaba se comió dos hombres. Pero Odiseo debía mostrar su valentía e ingenio, por lo que creó un plan para escapar.

Para hacer que Polifemo se confiase, Odiseo le dio un barril lleno de vino muy fuerte sin aguar. A su vez, cuando el cíclope preguntó el nombre de Odiseo, éste lo engaño con una estratagema: le dijo que se llamaba outis, un nombre que se podría traducir como "ningún hombre" o "nadie". Cuando el gigante, borracho, cayó dormido, Odiseo y sus hombres tomaron una lanza fraguada y la clavaron en el único ojo del gigante. Éste comenzó a gritar de dolor y a pedir auxilio a los demás cíclopes diciendo que "nadie" le había herido: por ende, los demás cíclopes que acudieron en su ayuda entendieron que Polifemo se había vuelto loco, llegando a la conclusión de que había sido maldito por un dios y, por tanto, no intervinieron.

Por la mañana el plan de escape había comenzado: Odiseo hizo que sus hombres se atasen al vientre de las ovejas de Polifemo, cosa que él no dudó en hacer. Cuando el cíclope ciego llevó las ovejas a pastar, palpó sus lomos para asegurarse de que los hombres no las montaban, pues al estar ciego no podía verlos. Pero al no palpar los vientres, los griegos consiguieron huir.

Cuando ya se encontraban fuera del alcance del gigante consiguieron volver a sus navegaciones. Mientras se alejaban por mar, Odiseo exclamó a Polifemo: "¡No te hirió nadie, sino Odiseo!".

Desafortunadamente, Odiseo no sabía que Polifemo era hijo de Poseidón. El gigante lanzó entonces una maldición sobre Odiseo, junto con una pesada roca que cayó tras el barco; debido a esto, Poseidón causó una gran cantidad de problemas a Odiseo durante el resto de su viaje, aprovechando que el héroe viajaba siempre por mar.


ULISES EN LA CUEVA DE POLIFEMO
Jacob Jordaens
Primera mitad del s. XVII
Moscú, Museo Pushkin



ULISES CIEGA A POLIFEMO
Pellegrino Tibaldi
1554
Bolonia, Palazzo Poggi



ODISEO ESCAPA DE LA CUEVA DE POLIFEMO
AFERRÁNDOSE A LA LANA DE UN CARNERO
Pelike
500 a.C.
Atenas, Museo Arqueológico de Cerámica

No hay comentarios:

Publicar un comentario