martes, 4 de marzo de 2014

CEO


Ceo ("inteligencia", "inquisitividad") era el Titán de la inteligencia, uno de los hijos de Urano, el Cielo, y Gea, la Tierra. Éste representaba la adivinación por las estrellas, así como el eje norte del cielo alrededor del cual giraban las astrellas, que recibió el nombre de Polo por él (Polos era uno de sus epítetos).

Fue uno de los Titanes que participaron en la guerra contra los nuevos dioses olímpicos. Al haber ganado éstos últimos proclamando como rey de todos ellos a Zeus, fue desterrado de los cielos y encerrado en el rincón más profundo del inframundo, es decir, el Tártaro.

Junto a su hermana Febe, la titánide del brillo y la luna, fue el padre de Leto y Asteria. Del hijo de Cronos y Rea, Zeus, Leto engendró a los gemelos divinos Artemisa (Diana) y Apolo mientras que Asteria engendró junto a Perses a la temida Hécate.

Junto a su esposa, que representaba el centro de la Tierra, siempre entendida como algo plano, despuntó como uno de los primeros dioses proféticos, siendo Ceo el protavoz de la sabiduría de su padre Urano y Febe la de su madre Gea. Así pues, sus dos hijas representaban las dos ramas de la clarividencia: Leto y su hijo Apolo presidían el poder profético de la luz y el cielo, mientras que Asteria y su hija Hécate lo hacían del de la noche, la oscuridad ctónica y los espíritus de los muertos.

Asimismo Apolo dividía su tiempo entre el oráculo de Delfos, en el centro de la Tierra que presidía su abuela y, durante el invierno, en las regiones hiperbóreas, cercanas al polo que representaba su abuelo Ceo. Ambos lugares estaban custodiados por temibles dragones, la serpiente Pitón en Delfos y la constelación de Draco en el norte axial, pudiendo éstos representar a la pareja de Titanes. Según esta versión del mito, Ceo sería el dragón que Atenea lanzó al firmamento durante la citada Titanomaquia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario