viernes, 28 de marzo de 2014

DAMÓN


Damón era el jefe de los Telquines, los nueve monstruos marinos hijos de Ponto y Talasa, que tenían cabeza de perro y cola de serpiente o de pez. Éstos eran grandes artistas en la metalurgia y famosos daimones, brujos capaces de matar con una sola mirada y que preparaban brebajes misteriosos y mortíferos con el agua de Estigia y azufre.

Damón fue el padre de varias ninfas cretenses bastante conocidas en la antigua mitología griega, entre las que Dexítea es la más famosa, una de las primeras mujeres del mítico rey Minos. Estas ninfas consiguieron sobrevivir a la cólera de los dioses celestes Apolo y Zeus porque su madre, Macelo, había logrado entretenerlos con suma habilidad. Pero en la versión relatada por el autor latino Ovidio, ambas eran hermanas y perecerían por la impiedad de su padre.

El tema de la muerte de los Telquines es bastante controvertido por la variedad de las versiones. Unos pensaban que Apolo los haría perecer mediante sus flechas; otros defendían que Zeus los convirtió en sólidas rocas; otros, en cambio, pensaban que se ahogaron en una inundación que asoló el lugar donde habitaban, la isla de Rodas. Pero la corriente más generalizada afirmaba que sobrevivieron a la inundación y se expandieron por las islas del Egeo, siendo los primeros habitantes de la isla de Creta. Así conseguirían, además, difundir las artes de la metalurgia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario