miércoles, 26 de marzo de 2014

JANTO Y BALIO - LOS CABALLOS DE AQUILES


De acuerdo con la mitología helena, Janto (también conocido como Xanto o Xanus) y Balio eran dos caballos inmortales. Eran hijos del dios-viento Céfiro y la harpía Podarge.

Éstos dos corceles fueron el regalo que entregó el dios del mar, Poseidón, a Peleo y Tetis, padres de Aquiles, en su famosa boda. Más tarde pasarían a manos del célebre héroe, causando una gran admiración durante la Guerra de Troya por sus habilidades. Otra versión defendía que Janto fue un regalo de la diosa Atenea, quien admiraba como nadie las habilidades guerreras de Aquiles.

Homero relataba que el griego reprochó a los caballos que hubieran sido incapaces de evitar la muerte de Patroclo, a lo que Janto, dotado momentáneamente de voz por la reina de los dioses, Hera, respondió que Apolo y el Destino habían causado la muerte a Patroclo, otorgándole la gloria por el hecho al príncipe troyano Héctor, y que para él mismo el Destino había decretado la muerte en manos de un dios y un hombre. Además, a estos caballos Aquiles ató el cuerpo inerte de Héctor para injuriarlo en
muerte.

Por otro lado, otra tradición afirmaba que Janto era de verdad el único caballo inmortal del héroe griego, siendo Balio la persona que lo criaría y entrenaría. Éste último se haría muy rico y popular al asociarse su nombre al de Janto. Desde entonces sería el encargado de abastecer de caballos al bando griego durante un tiempo que continuó el asedio a Troya.



EL CARRO DE AQUILES ARRASTRA 
EL CUERPO DE HÉCTOR
Franz von Matsch
Finales del s. XIX

No hay comentarios:

Publicar un comentario