sábado, 26 de abril de 2014

CADUCEO


"Caduceo" es un vocablo de origen griego que significa "vara de olivo adornada con guirnaldas". 

En la mitología helena, este objeto se lo regaló el dios Apolo al mensajero de los dioses Hermes. Según el himno homérico a Hermes y la Biblioteca mitológica de Pseudo-Apolodoro, parece que habría que distinguir dos báculos que más tarde se unirían en uno: el primero, la ordinaria vara de heraldo; y el segundo, la vara mágica, como las que otras divinidades poseían. Los lazos blancos con los que la vara de heraldo estaba originalmente adornada habrían sido cambiados por artistas posteriores por las dos serpientes. Sin embargo, los antiguos las justificaban bien como vestigio de una característica de la divinidad, bien considerándolas representaciones simbólicas de la prudencia, la vida y la salud. En épocas más tardías, el caduceo fue adornado también con un par de alas, expresando así la rapidez con la que Hermes se movía de un lugar a otro como mensajero.

A veces se confunde este objeto con la famosa vara de Esculapio (Ascelpio), usada como el símbolo de la medicina. También tiene cierta similitud con la copa de HIgía, uno de los símbolos más conocidos de la profesión farmacéutica.

En la mitología romana, en cambio, esta vara era llevada por los heraldos o mensajeros, tales como el propio Mercurio (Hermes en la Antigua Grecia). La vara poseía dos serpientes entrelazadas en lugar de guirnaldas. De acuerdo con la leyenda, Mercuro vio luchar a dos serpientes y logró separarlas pacíficamente con el caduceo. Así, ambas dejaron de luchar en el momento y se separaron.

En cuanto al carácter simbólico, las dos serpientes entrelazadas también pueden representar el número 8 y son el símbolo del equilibrio entre fuerzas antagónicas. Además, representaban el eterno movimiento cósmico, base de regeneración y de infinito.


CADUCEO DE HERMES





HERMES
Pintor Tithonos
480 - 470 a.C.

No hay comentarios:

Publicar un comentario