miércoles, 2 de abril de 2014

LAS GORGONAS - ESTENO


Esteno, que según el griego antiguo "fuerte", era una de las tres gorgonas junto a sus hermanas Euríale y Medusa, siendo caracterizada, tal y como su nombre indica, por su monstruosa fuerza. En términos religiosos, Esteno era caracterizada por la serpentina letra "s", la cual representaba la fuerza infinita, el tiempo y las puertas al reino de la muerte.

Las Gorgonas ("terrible") eran unos monstruos muy despiadados. Pero, al mismo tiempo, eran considerados divinidades protectoras procedentes de los conceptos religiosos más antiguos. Su poder alcazaba tales dimensiones que cualquiera que intentase mirarla quedaba convertido en piedra, por lo que su imagen era colocada en todo tipo de espacios, desde templos hasta cráteras de vino para propiciar su protección. Las Gorgonas también llevaban un cinturón de serpientes, entrelazadas como una hebilla y confrontadas entre ellas.

En mitos posteriores se defendío la existencia de tres hermanas gorgonas, Medusa, Esteno y Euríale. Sin embargo, la única de ellas que era mortal era Medusia, quien tenía serpientes venenosas en lugar de cabellos como castigo de la diosa de la sabiduría y la guerra, Atenea. Esta imagen ha sido muy extendida, siendo así la más conocida de las hermanas.

Según la antigua mitología griega, Esteno, al igual que sus hermanas, era una bestia que nació de la unión de los dioses Forcis y Ceto. En otras versiones, en cambio, se relata que eran descendencia de Tifón y Equidna.

Era una mujer de enormes dimensiones, con la cabeza de llena de serpientes, garras de bronce, alas de oro y una cola de serpiente. Al igual que Euríale, era inmortal. Esta gorgona poseía una gran fuerza física y psicológica. Tenía la grandiosa habilidad de concentrar la energía mental en la mirada, haciéndola capaz de atrapar las energías cercanas a su alrededor hipnotizando a sus agresores y deteniéndolos en el acto. Esteno era, según diversas fuentes, la más independiente, fuerte, salvaje y aterradora de todas sus hermanas, siendo la que más muerte causaba a los humanos. Ni siquiera era superada por la célebre Medusa, a quien le fue otorgada la mirada petrificante como protección por ser mortal.

Su función era la de proteger diversos oráculos con pitias, las encantadoras de serpientes, que representaban la fuerza y no la admiración. En honor a ella se hacían innumerables sacrificios, que consistían en llenar con sangre ritual los cimientos de esquinas, pilares y paredes de templos para conseguir así estabilidad, solidez y, cómo no, fuerza. 

La sangre de Esteno poseía cualidades increíbles, ya que si se conseguía del costado derecho de su cuerpo podía dar vida. Pero si era obtenido del lado izquierdo daba la muerte. 


REPRESENTACIÓN DE UNA GORGONA

No hay comentarios:

Publicar un comentario