domingo, 1 de junio de 2014

LABRYS


Labrys es un hacha de doble filo conocida en la Antigua Grecia como pelekys o sagaris, y entre los romanos como bipennis.

En el paleolítico y el neolítico había representaciones de esta hacha, a menudo asociadas al culto de la Gran Diosa y a divinidades telúricas similares de culturas más primitivas. El simbolismo de este objeto tiene su continuidad en la religión, la mitología y el arte de las civilizaciones minoica, traica, griega y bizantina.

LABRYS EN LA CIVILIZACIÓN MINOICA

La palabra y el símbolo se asocian a los registros históricos de la cvilización minoica, que alcanzó su esplendor durante el II milenio a.C. Se han encontrado varias labrys que superan a un hombre en altura y que se utilizarían para sacrificios donde las víctimas eran toros. Según algunos descubrimientos arqueológicos de Creta, este objeto era específicamente usado por sacerdotisas para usos ceremoniales. De todos los símbolos religiosos, el hacha era el más sagrado, de modo que la posesión de una de esas hachas por parte de una mujer podría dar la idea de su importancia en la cultura minoica.

En Oriente Próximo las divinidades masculinas acabarían empuñando continuamente el labrys para convertirse en símbolos del trueno. Mientras, en Creta, nunca es empuñada por una deidad masculina, sino sólo por divinidades femeninas y sus sacerdotisas.

El toro simbolizaba a Zeus y la labrys se asocia a un símbolo arcaico de la divinidad del trueno, así el padre de los dioses, al igual que otras divinidades, se representan como dioses del trueno sosteniendo sus armas y aparecen en muchos motivos de la mitología indoeuropea (por ejemplo, el escandinavo Thor). La labrys es el hacha de doble filo que el rey de los olímpicos emplea para invocar la tormenta.

ANTIGUA GRECIA

La palabra labyrinthos está muy probablemente relacionada con la palabra labrys. En el contexto del mito de Teseo y el Minotauro, el laberinto de la mitología griega está frecuentemente asociado al célebre palacio minoico de Cnossos, y tiene una larga tradición que se remonta hasta antes de cualquier escrito aclare las tradiciones.

En las pinturas de cerámica griega es frecuente contemplar una labrys en escenas de sacficicios de animales, especialmente como arma para sacrificar toros.

En las monedas clásicas griegas, como por ejemplo las de Pixodauros, puede verse una forma de Zeus venerado en Labraunda, en Caria, a quien los numismáticos llaman a Zeus Labraundeus, con un cetro alto rematado por una flor de loto en la mano izquierda y el hacha de doble filo en el hombro derecho. El hacha también está presente en el arte tracio.

La labrys también fue utilizada como cetro por diosas como Deméter (Ceres en Roma), Artemisa (Diana) y en los rituales asociados con la diosa Demetria que involucraban participación de actos lésbicos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario