lunes, 2 de junio de 2014

ÓNFALO


El llamado ónfalo ("obligo" en griego antiguo) es un artefacto pétreo de uso religioso originario del ádyton del oráculo de Delfos. Según el mito, era la piedra que Zeus, rey de dioses, dejó en el centro (es decir, ombligo) del mundo.

Desde tiempos muy remotos fue, por tanto, el símbolo del centro. A partir de tal se creía que se había dado la creación del mundo. Este tipo de símbolos ha sido utilizado en diversos pueblos. Su colocación en un lugar escogido de antemano otorgaba su sacralización y lo convertía en el centro. El historiador y geógrafo Pausanias escribió sobre el ónfalo, diciendo que era el símbolo del centro cósmico donde se creaba la comunicación entre el mundo de los mortales, el de los muertos y el de los dioses: "Los que los delfios llaman el Ónfalo está hecho de mármol blanco y dicen los delfios que es el centro de la tierra, y Píndaro en uno de sus cantos dice la misma cosa".

La leyenda contaba que Zeus hizo volar dos águilas desde los puntos opuestos del Universo. Éstas llegaron a encontrarse en Delfos, en el lugar donde hay una piedra cónica llamada ónfalo. La piedra, en forma de medio huevo, fue encontrada durante las excavaciones cerca del templo de Apolo. Al colocarlas en determinado lugar se sacralizó y convirtió en centro religioso. Así, Delfos se convirtió en el centro religioso de toda la Antigua Grecia.



ÓNFALO DE DELFOS
Delfos, Museo Arqueológico de Delfos




LUGAR DEL ÓNFALO DEL
SANTUARIO DE DELFOS
(COPIA)

No hay comentarios:

Publicar un comentario